lunes, 11 de diciembre de 2017

Frases huecas

Roberto ingresó con suma prudencia a su casa paterna, lo condicionaban los objetos, retenían ese ominoso aroma del recuerdo. La primera infancia es la base donde se sustenta la vida, razonaba Roberto, haciendo una somera recorrida por aquellas habitaciones familiares, comprobando que los cacharros seguían en su lugar. En la ancianidad las personas se manejan con pocas cosas, parecen regirse guiadas por la costumbre. Roberto quiso enfrentarse solo a su pasado, preservado deliberadamente entre esas altas paredes cascadas. Si al ser humano lo moviliza el deseo de trascendencia, este ámbito no confirma la regla. Le costó animarse a cruzar el angosto pasillo. Nunca creyó que iba a poder abrir esa puerta. Su padre tendría su edad actual cuando lo forzó a entrar. Lo separaban treinta años de la última vez. A la larga todo se paga; si hacés el mal te vuelve; irá derechito al infierno. 

S.F.

El cuento “Frases huecas pertenece al libro inédito: “Una pulga en el lomo del mundo”

viernes, 3 de noviembre de 2017

El arte revaloriza el sentido de la existencia

Padeció la falta de pierna derecha al intentar pararse. Había logrado hacer un torniquete con el cinturón a la altura de la rodilla y en ese esfuerzo enorme intuyó gastar por completo su energía. Entrada la tarde, el sol lo cercaba en un delgado cuadro febril, presa de aquel erial compuesto sólo por arbustos enanos y pasto magro. Le aportaba verdadero bálsamo el frescor de la servilleta humedecida aplicada por su mamá sobre la frente, volver a ver seres amorfos surgir de las bocallaves del placard en su habitación infantil. A lo lejos, acaso en la Ruta Nacional, le pareció sentir el motor de una camioneta todo terreno como la suya. De cuando en cuando un soplo pobretón atravesaba en diagonal sin causar alivio. Giró la cabeza hacia su izquierda generando revuelo de tábanos, el costoso equipo profesional conservaría registro del ataque, la nueva cámara réflex que usara para defenderse del puma, casi seguro habría quedado inutilizable. Sonaba en su mente una suave y encantadora melodía desconocida, trasmitía cierta calma, agradable equilibrio interior. Hacía largo rato esos graznidos agudísimos matizaban el paso del día pesado y lento. Se le nublaba la vista pero alcanzó a observar aves denegridas volando en círculo. La garganta reseca le frenaba el grito. Debía mover aunque sea el brazo en alto, ahuyentarlas, impedir su descenso. 

El cuento El arte revaloriza el sentido de la existencia pertenece al libro inédito: “Una pulga en el lomo del mundo”. 
S.F.
                                                                                                                                              

lunes, 9 de octubre de 2017

La felicidad es sólo para inconscientes

Nunca tuve nada servido
ni una triste mesa con mantel
sólo conozco la filosofía del sacrificio diario
por sobre dudosos favores
pero si hasta los perros reciben caricias
en este mundo obscenamente injusto
donde el valor de las cosas lo pone el más ruin
aunque también se sabe quien resiste al sufrimiento
y el supremo goce de pequeños logros es su premio 
S.F.

jueves, 14 de septiembre de 2017

La risa hace bien a la salud

Se reía a carcajadas, y su risa estaba empezando a contagiar a algunos integrantes del pelotón de fusilamiento, cuando el superior impartió la orden.
S.F.


jueves, 10 de agosto de 2017

A mediodiía

Estalla otro mediodía perfecto
la maravilla del instante se esboza
empezando en una sábana chorreante
para luego huir con un marcado repicar de gotas
estrelladas contra el hendido contrapiso.

Lapso que recorta el sol y viste de vapor ilusorio,
callado penetra insondables capas de tierra,
dios paciente, enemigo tenaz
ahora exuda ásperas piedras de la sabiduría
para escudriñar un enjambre disonante
aleteando bajo el filo ávido de las horas.

Tiempo avanzando a los saltitos como gorrión
consolida por plazos el periódico transcurrir
único resorte de la ciega quietud
tinte añejo de rocío sobre todas las cosas
estira la copiosa sombra del laurel
descompone el canto hueco de la acacia.

Aplicadas ráfagas de una brisa del norte
lasitud de aire enmarcado en el límite de lo real
hacen flamear la tela desaguada,
esa luz intensísima que demuele toda sombra
boreal abanico desplegado para sostener el calor
de otro mediodía ardiente consagrado a la vida.
S.F.

lunes, 10 de julio de 2017

Buona fortuna


Una señora que caminaba bamboleando bolsas de compras, repentinamente salió dispara hacia la intersección de la avenida, agitando la mano libre del brazo en alto. Pero su largo saco de hilo le jugó una mala pasada enganchándose en el respaldo de una silla del bar, y quien manejaba el auto de alquiler nunca vio sus desesperadas señas. Aunque el destino le jugó una buena pasada, porque aquel taxi en cuestión a cien metros chocó frontalmente y su ocupante murió en el acto.
 S.F.


miércoles, 24 de mayo de 2017

Música involuntaria

Sonó como un trabajoso fraseo de trompeta, aunque en realidad se trataba de una larga frenada y derrape incluido, producida por el Ford Sierra colorado con la chapa cascada, cuyo conductor masculino jamás se enteró de que había originado, maniobrando flemáticamente al doblar en esa esquina sin disminuir velocidad, a través de aquel insólito instrumento. 
S.F.